La Importancia de las Estilistas

Screen Shot 2015-08-17 at 1.58.56 PM

He llegado a la conclusión que tengo una percepción algo comunista sobre la ropa. Quisiera que todas pudiéramos comprar bellezas, tener acceso a obras elaboradas con poco presupuesto. Tristemente, esa no es la realidad. La calidad y la creatividad tienen un precio. Mi renuencia a pagarlo se debe a que me gusta poder sacarle partido a lo que compro, pero con gratificación instantánea. Por más que quiera, no puedo repetir el mismo vestido a diario, como puedo una buena cartera o collar. Sin embargo, el poder sacarle partido a la pieza es una inversión a largo plazo, es contar con ese vestido que te sacará de apuro en dos años, quizás en cinco.
Por muchos años odiaba invertir en ropa. Compraba solo accesorios, porque estaba convencida que no valía la pena. Con el tiempo he aprendido sobre la importancia de saber cuando vale la pena invertir en calidad. Sin embargo, el arte de vestirse bien no requiere de que usar piezas costosas. Es cuestión de poderse combinar, saber respetar las proporciones y buscar lograr armonía, para que tu atuendo cuente la historia que deseas.
 
Mi segundo embarazo ha marcado un antes y un después en mi forma de vestir. Mi trabajo me exige andar bien puesta en todo momento. Cuando quedé embarazada mis caderas se ancharon inmediatamente. Todas mis faldas y vestiditos se volvieron nulos; literalmente no tenía ropa que me sirviera.
En ese momento mi cerebro entró en auto-pilot y se dejó llevar de todos los consejos que había consumido a través de los años pero que muchas veces no ponía en práctica. Había devorado los libros de Nina Garcia, Tim Gunn y Rachel Zoe, las autoridades por excelencia en consejos sobre el estilo personal. Poco a poco, como quien camina sobre piso resbaloso, fui creando atuendos para mi día a día. Contaba con pocas piezas, lo cual me exigía usar accesorios y creatividad al máximo. Los resultados fueron excelentes. La salida más sencilla se volvía importante, donde por fin comprendí que si se puede andar bien puesto siempre, es cuestión de implementar las estrategias correctas.
Quiero compartir con ustedes estas estrategias, pues creo 100% en el poder que viene de la mano con sentirse linda. Lo he dicho siempre y lo volveré a decir: cuando la mujer se siente bien, cuando se siente linda, es capaz de enfrentar los retos de la vida con más agilidad. Ese rush que te da tener tu cabello arreglado, la adrenalina que te invade cuando sabes con certeza que te ves bien, te conduce a un estado de ánimo positivo, que hasta te empodera. Mi meta es darles esos conocimientos para que puedan lograr este sentimiento, para que toda mujer, no importa su presupuesto o tipo de cuerpo, pueda sentirse bien con sus atuendos.
Para lograr esta meta he recurrido a las mejores estilistas que ofrece nuestro país: Francesca Robiou, Chassel Vargas, Karina Fabián y Giovanna Vásquez. Ellas son expertas en estilo personal, sus conocimientos y años de experiencia les ha desarrollado ojos críticos que saben determinar las mejores formas de combinar las piezas. Estrategias de organización del clóset, visión de cuales tendencias adoptar y cuales ignorar, respeto hacia las porciones del cuerpo, elegir piezas económicas y piezas de inversión; esto y mucho más estaremos aprendiendo de ellas.
Estoy sumamente emocionada de poder iniciar esta aventura con ustedes, una nueva etapa en el contenido que puedo ofrecerles. Su retroalimentación es de suma importancia, así que dejen sus comentarios y preguntas para que ellas les puedan contestar.
Vestirse es mandatario; eligir como hacerlo es el detalle que marca la diferencia.