Dos Minutos Con Yoanny Garcia

Yoanny García

Yo llegué tarde al fan club de Yoanny Garcia. Por el embarazo no había tenido acceso a sus piezas. Las había visto en fotos, pero una foto jamás puede comunicar la súper terminación que tienen sus piezas. Confieso que me quedé en shock fue cuando las vi en persona. Soy muy exigente con los accesorios que uso; me gusta que sean especiales porque no me gusta invertir en ropa; los accesorios son el detalle que marca la diferencia en mis atuendos. Sus carteras no tienen nada que envidiarle a diseñadores como Charlotte Olympia y Olympia Le Tan. La terminación es impecable, un producto que me llena de orgullo saber que es hecho en República Dominicana. Me daba mucha curiosidad conocer más a fondo sobre esta joven que revolucionará el mercado con su propuesta. A continuación les presento a Yoanny Garcia, creadora de “Let’s Play.”

¿Cómo fue el proceso de desarrollo de la marca?
Realmente la idea ha estado siempre presente en mi vida sin que yo estuviese consciente de ello. Me considero una persona muy creativa, siempre tratando de buscar la diferencia, lo personal en cada detalle, innovadora y entusiasta. Algo que me ha acompañado siempre, a lo largo de los años, es mi cuaderno blanco. En él plasmo las ideas que pasan por mi cabeza: un vestido de bodas, el collar que me falta para terminar un look, el bolso perfecto para una cena informal. En fin, cualquier ocasión de la vida diaria.

Me apasiona el diseño, me encanta sumergirme en las páginas de las grandes cabeceras de la moda, buscar inspiración cuando viajo, al leer. Pero por mucho que me apasione una pieza en concreto, siempre encuentro un detalle que cambiaría. Recuerdo de niña, llegar a recortar vestidos que me regalaba mi madre porque consideraba que dándoles mi toque especial lucirían mejor.

En el año 2010 me mudé a Madrid con el objetivo de estudiar, en el IE Business School “Instituto de Empresa”. Fue una experiencia tremendamente enriquecedora. Las horas de estudio eran eternas pero siempre encontraba un momento para abrir mi cuaderno blanco y seguir materializando en dibujos todas esa ideas de diseño que pasaban por mi cabeza. Además, dibujar es para mi un momento de placer y relajación, un momento en el que me desconecto del estrés del día a día y me refugio en mi lado más creativo, ese que me permite viajar sin levantarme de la silla.

Fue justo durante los años que estuve en Madrid cuando nació la colección “Let’s Play”. No nació en este momento con el objetivo de lanzarla al mercado, simplemente fue fruto de la inspiración que experimenté en esos días. Dicen que para generar un gran cambio tenemos que pensar fuera de la caja, y así fue; dos años y medio después, tras haber finalizado mis estudios y regresar a Santo Domingo. Retorné a Madrid donde pasé 15 días de vacaciones que pronto descubriría se habían convertido en el campo de cultivo de uno de los mayores sueños de mi vida. Me sorprendía mucho que cada día que salía, al menos una persona, se interesaba por la cartera que llevaba en ese momento. Lo que tienen en común mis carteras es que son totalmente “rompedoras”, piezas únicas que difícilmente encuentras en el mercado y que son capaces de vestir hasta el más sencillo de los looks.

 

La idea de que mis carteras llamaran tanto la atención, unida a mi pasión por el diseño y el hecho de pensar que fruto de mi inspiración y creatividad podría crear piezas maravillosas, fue lo que me impulsó a desarrollar mi propia línea de carteras. El único requisito que me marqué fue transmitir mi pasión, disfrutar con el proyecto y conseguir elaborar auténticas obras de arte que consigan que cada mujer se sienta única.

IMG_5143.JPG

¿Qué medidas tuviste que tomar para lograr el producto con la terminación que soñabas?

 

Para mí la cartera es el accesorio más valioso y personal de una mujer, donde guardamos nuestros tesoros y objetos más personales. Es el complemento que nos define y aquel que nos hace sentir especiales, aquel con el cual nos diferenciamos porque es una extensión de nuestra propia personalidad.

 

Por ello, para mí desde la idea hasta la materialización misma es una auténtica obra de arte. Cuando tomé la decisión de crear estas piezas tan especiales, una de las cosas que consideré más importante, era disfrutar cada parte del proceso. Dar mis primeros pasos en el proceso de realización del sueño más grande de mi vida. Decidida inicié el proceso de desarrollo de Yoanny Garcia “la marca”, un proyecto al que dediqué casi dos años. Durante los cuáles me concentré en la búsqueda de quienes integrarían este equipo maravilloso de profesionales que contribuyeron a darle vida a cada uno de esos diseños que por años había conservado.

0X8Rrz1ColYgVMWtggKmARn2qjXpipYpPazKZBjf6H8

En Yoanny García contamos con nuestros propios talleres en República Dominicana, contamos con artesanos que han sido adiestrados durante más de un año por especialistas italianos, alemanes y taiwaneses. Nuestro objetivo siempre ha sido alcanzar un proceso de producción impecable, con mecanismos innovadores y una labor de terminación handmade que cumplieran con los más altos estándares de calidad.

Todas las carteras de Yoanny García han sido elaboradas con materiales de la más alta calidad. Nuestros materiales son importados desde Europa y Estados Unidos. Para el cuerpo de las carteras utilizamos el acrílico y la madera. Para los elementos decorativos utilizamos piel, acrílicos, cristales, piezas fabricadas especialmente para cada modelo. El interior se distingue por su diseño e insignia y los herrajes y placa de la marca son bañados en oro. Cada pieza de Yoanny García es trabajada con dedicación y esmero por parte de nuestros artesanos y departamento de producción, el ensamble y pulido también son de forma manual, siempre cuidando cada detalle.

Dentro de los talleres de Yoanny García nos regimos por un código, y es: “lograr la perfección en cada pieza”. Cada pieza es procesada a mano con 10 pulidos a diferente escala, el trabajo de horas que hay detrás de cada una de las piezas es lo que las hace únicas y auténticas obras de arte. Y todo es posible por ese gran equipo que conforma la gran familia que somos en Yoanny Garcia. Como siempre les digo a mi equipo: “no soy solo yo somos cada uno de nosotros”.

4YgPYV6Yt9pM1cJXai-hcJnCq5l5hbVehqgznoHE5dg

¿Cuál fue el momento que validó todos tus esfuerzos, donde dijiste: “Valió la pena”?

 

Hay un frase que siempre recuerdo en cada momento y en cada paso que doy en mi vida: “Las grandes cosas en la vida son aquellas que requieren del mayor esfuerzo y son las que en el camino para lograrla presentan los mayores obstáculos, pero son aquellas que más valor tienen”. El camino no ha sido fácil ni lo será, pues aún estoy dando mis primeros pasos, pero te puedo decir que gracias a Dios he podido aprovechar las grandes oportunidades. Y ver que cada uno de “mis hijos” —como les llamo a mis diseños— hacerse realidad, es la mayor satisfacción que como diseñadora he podido sentir. Y Dios me ha permitido exhibirlos al mundo. Recientemente he tenido la oportunidad de participar en Prèmiere Classe en Paris, que es la feria en complementos de moda más importante del mundo, y ver cada una de mis piezas en ese escenario, además de recibir la increíble retroalimentación de importantes personas del sector de la moda ha sido maravilloso.

Te cuento una anécdota que nunca olvidaré: en uno de los días de mi participación en la feria, recibo una visita a mi stand. Dos personas, una de ellas era un diseñador reconocido y la otra una joven dominicana que trabaja para esa marca. La joven (que no conocía hasta ese momento) me presenta con el diseñador y le dice “mira ella es Yoanny Garcia, dominicana, es la primera dominicana en participar en Prèmiere Classe. Mira su colección de clutches.” Me quedo observado, el diseñador me comenta: ‘un placer’ y me dice: ‘puedo ver uno de los clutches’ y yo le respondo que claro, que sería un honor para mí. Me recuerdo que estaba super nerviosa al momento de mostrárselo. Él sostiene la cartera en sus manos y con un gesto que no se me olvidará nunca, aprieta la pieza con las dos manos y la mira. Me mira fijamente y me dice “well done”, Así sin más se marcha, la joven dominicana antes de ir tras de él me dice: “lo que estas haciendo me llena de orgullo como dominicana, sigue adelante”. Escuchar esas palabras me llenaron de satisfacción y me aseguraron de que voy por el camino correcto. Aunque aún me falta mucho por recorrer, sé que no será fácil ni bonito todo el tiempo. Pero estoy segura de que alcanzaré todo lo que me proponga, porque tengo una visión, un sueño y no descansaré hasta lograrlo.

pO25fhZSRbH0Jun6feFVxkr5886GG1FafEnx0eG5GfA

¿Cómo describirías a la mujer que usa una pieza de YG?

 

La mujer que viste una pieza de YG es una mujer cosmopolita, sofisticada y que siente pasión por la moda. Pero sobre todo es una mujer que quiere expresarse, sentirse única y diferente. Busca revelar como sentirse en cada momento sin desprenderse de su lado femenino. Es rompedora, atrevida, elegante y divertida. Su cartera es, más que un accesorio, un camino para transmitir su personalidad.

IMG_5142.JPG

¿Cuáles son los detalles que marcan la diferencia en tus piezas?

La gran diferencia de Yoanny García con respecto a cualquier otra marca radica en cinco elementos fundamentales: la calidad de los materiales, la terminación, el diseño, la libertad y las personas. Te explico lo que cada uno supone para mí.

Cuando comencé con el proyecto tuve claro que mis carteras tendrían que estar fabricadas con materiales de primera calidad. Mi deseo es convertir la cartera —el elemento más personal de una mujer a la hora de vestir— en una auténtica obra de arte. Y por supuesto, las más maravillosas obras de arte están elaboradas con materiales únicos y de primera calidad. En este sentido, la terminación del producto es crucial. Las carteras son ensambladas y pulidas a mano, tomando en cuenta cada detalle, cuidando la terminación del producto final. La diferencia radica en los más pequeños detalles que es lo que nos hace únicos.

Para mí, una cartera representa la manera a través de la cual la mujer se expresa a través de la moda. Es el complemento más personal, en él guardamos nuestros objetos más preciados y con él buscamos crear un look que nos defina, que nos haga diferentes y a través del cual nos sintamos únicas. El diseño, por tanto, forma parte fundamental del proceso.

La libertad, en este sentido tiene que ver con la libertad de expresión. Nos expresamos a través de diferentes vías. Vivimos en una sociedad cada vez más absorbente en la que el ritmo de vida de la mujer se acentúa cada vez más. Queremos expresarnos, sentirnos únicas y diferentes. Estamos cansadas de los estereotipos clásicos y, por tanto, buscamos maneras alternativas de expresar como nos sentimos en cada momento sin desprendernos de nuestro lado más femenino, siempre muy ligadas a la moda. Las carteras de Yoanny García ofrecen a la mujer actual, la libertad de expresar su personalidad más auténtica sin desprenderse de una de sus grandes pasiones: la moda.

Uno de los aspectos fundamentales para que una marca llegue al corazón de las personas es que esta marca tenga alma. Para mí, una de las grandes diferencias entre unas marcas y otras, son las personas que están detrás de la marca, pues son las que contribuyen a construir el alma de la marca. Mi padre siempre me dice: “El capital más importante de una empresa es el humano”, tengo la suerte de contar con un equipo de personas que, además de ser unos grandiosos profesionales, sienten una gran pasión por el proyecto: pasión que transmiten en todos los trabajos realizados.

 

Las carteras de Yoanny Garcia están de venta en la tienda Il Prato. Puedes pedirlas por la página http://www.ygyoannygarcia.com/

 Fotos: Fotoruido en tienda Il Prato