Cuestionamiento Interno

Cuando La Peccata Minuta nació, yo trabajaba en una oficina de lunes a sábado. Estaba rodeada todo el día de mujeres que, al igual que yo, hacían malabares para mantener un balance sano entre sus roles como madres, esposas, profesionales y el más importante, ser mujer. Podría argumentar que ser mujer es balancear todos esos otros roles, pero no. Ser mujer es todo un rol que se merece su categoría propia por todo lo que esto implica: andar con el cabello limpio, bien puesta, con un toque de maquillaje para sentirte linda, quizás un atuendo especial.

Yo soy esa mujer, en carne y hueso. Inicié La Peccata Minuta con la ilusión de ser vocera de esa mujer, de hablarle a esa mujer, aportando ideas que le sirvan de inspiración, con la finalidad de quizás ayudar a esa mujer.

A pesar de que ya no estoy sentada en un escritorio y que me paso el día rodeada de moda y belleza hago un gran esfuerzo de nunca olvidarme de esa mujer. Entonces venimos a mi duda/incertidumbre/cuestionamiento: ¿a quién será que le están hablando otros medios? No me refiero a editoriales artísticos; esos tienen su lugar, sirven de inspiración y son material para soñar. Yo hablo de las portadas, las sesiones de fotos que proyectan a la mujer como que va para una fiesta de disfraces, pasando de momento por una orgía y culminando en un circo.

No. No. Y no. La mujer actual quiere ideas para sentirse bonita. Tiene que salir temprano de su casa, exhausta, y no tiene un batallón que la maquille y peine. Debe usar ropa que le cubra los fundillos si se agacha, no una mini skater skirt o unos shorts de jeans rotos. Elige una tendencia que le llame la atención, no se las pone todas a la vez como prueba de que se leyó el “must-have list” del mes. Se maquilla para realzar su belleza natural, no con una máscara que la transforme en algo que no es (si, soy 100% anti-visagísmo). Usa un tono neutral de sombra, no un arco-iris lumínico que muestra a leguas los tutoriales que se tiró en YouTube. Invierte en una buena pieza, pues tiene que cuidar su presupuesto y no puede comprar todo lo que ve.

El embarazo me tiene en estado de contemplación y parece haber borrado mi filtro, pero honestamente a veces quisiera preguntar “¿Pero para ir para donde? ¿A hacer que? ¿Quién rayos se pondría eso?”. No lo se. Pero me encantaría que alguien me explicara a ver.

 

-Maria Conchita Arcalá

  • Hola María… Primero que nada, te felicito por tu manera de escribir y redactar. Leer este tipo de opiniones es algo que siembre me hace falta, ya que hoy en dia en nuestra sociedad son pocas las opiniones sinceras que se consiguen en la web, aunque debo admitir que en ésta cabemos todos, el contenido hoy en dia es algo que escasea a pesar de existir tanta, pero tanta información a la mano para todos.

    Hoy en día nuestra sociedad esta, cada vez mas rapido y mas notorio, estereotipando mucho a la mujer dominicana. Eso a veces hasta pique me da, porque asi como tu describies, la mujer actual quiere ideas para sentirse bonita, no quiere ideas para como ser la mas fotografiada en x evento, ni como ser la mas vista por todos…

    Yo personalmente no apruebo ni sigo mucho las reglas de estilos, pero para nada apruebo esas portadas y secciones que hacen ver a la mujer como un maniqui viviente, que puede encaramar una pierna para un lado y poner un brazo para otro… la mujer que se deja cubrir por algo mas parecido a un disfraz, que a un conjunto o un vestido.

    Siempre he dicho que lo mejor es vestirse para uno mismo, para nuestras parejas, para sentirnos bonitas y no para agradar a los demas, pero tampoco vertirnos para parecer la profesora de la pelicula de Harry Potter o El Sr. Wonka. Aunque debo respetar el hecho de que cada quien es libre de seguir o no las reglas de estetica o de estilo que existen, pero ahi entra también, al igual que tu, un cuestionamiento “¿Pero para ir para donde?”

    Y María, yo tampoco se.. pero mientras tanto sigamos intentando ser esa mujer actual como tu describes, para la cual vestirse es totalmente un asunto personal, ya que debe ser un poco aburrido vivir en base a tendencias y dictandonos por terceros, en algo tan sencillo y personal como la ropa.

    Sigue escribiendo… que quizás intentare siempre darte mi humilde opinión.

    Un abrazo fuerte! 😀

Comments are closed.